¿Qué es Lasik?



LASIK es el tratamiento quirúrgico más común para corregir la miopía en los Estados Unidos. La técnica se ha utilizado con éxito en los Estados Unidos desde 1991.


LASIK es un procedimiento ambulatorio. Esto significa que no hay que pasar la noche en un hospital. Generalmente toma de 10 a 15 minutos para cada ojo.


Para qué se utiliza

LASIK se puede utilizar para tratar los siguientes problemas de visión:

1. Miopía (miopía). Los objetos distantes aparecen borrosos.

2. Miopía (hipermetropía). Los objetos cercanos aparecen borrosos.

3. Astigmatismo. La visión borrosa es causada por la forma irregular de la córnea.

Si tienes uno de estos problemas de visión, el oftalmólogo puede ayudarte a determinar si la cirugía LASIK es adecuada para ti.


Preparación


Una vez que decidas hacerte una cirugía ocular LASIK, el médico te programará una evaluación ocular antes de la cirugía. Si usa lentes de contacto, debes cambiar a anteojos tradicionales durante unas semanas antes de esta evaluación. Esto le permitirá a tu córnea retomar su forma natural.

En la evaluación ocular, el oftalmólogo revisará tu historia clínica y tu historia ocular. Para confirmar que tu visión es estable, es posible que te pida que ver tus registros de prescripción ocular.

Debes hacer una lista de los medicamentos que tomas. La lista debe incluir cualquier medicamento de venta libre y remedios herbales. Tu médico tendrá que revisar esta lista.


¿Cómo se hace la operación?


El médico te pedirá que dejes de usar maquillaje, lociones y perfumes durante uno o dos días antes de la cirugía. No podrás conducir después del procedimiento LASIK. Haz los arreglos para que alguien te lleve a casa.

El día del procedimiento, el médico puede darte un sedante suave para ayudarte a relajarte. Entrarás en el quirófano y te acostarás en una camilla o silla reclinable.

El área alrededor del ojo se limpiará con una solución antiséptica. A continuación, se colocarán gotas para los ojos para que no sienta dolor o molestia durante el procedimiento. Se insertará un instrumento llamado espéculo de tapa en el ojo para mantener los párpados abiertos. El médico utilizará tinta especial para marcar el área quirúrgica de la córnea.

A continuación, se colocará un dispositivo de succión similar al anillo en la parte frontal de los ojos para mantener la córnea en su lugar durante el procedimiento. Este anillo de succión causará una sensación de presión, pero sin dolor.

Luego, se utilizará un delicado instrumento de corte llamado microqueratoma o un láser especial para cortar un pequeño corte de tejido en la parte frontal de la córnea. No verás ni sentirás nada.

Una vez hecho el corte, el cirujano extraerá el anillo de succión del ojo. A continuación, el láser se moverá en su posición, y te pedirán que mires una luz.


Una vez que el ojo esté estable, el médico usará el láser para vaporizar porciones de la córnea. Esta vaporización es guiada por una computadora. Se basa en mediciones oculares precisas que se realizaron durante el examen previo. A medida que el láser funciona, escuchará un sonido de clic, y puede notar un olor similar a la quema de cabello. Estos sonidos y olores son normales.

Cuando termine el tratamiento con láser, el médico volverá a colocar el corte de la córnea. No se necesitan puntos de sutura. El médico probablemente te cubrirá el ojo con un protector ocular.

Se te recetarán gotas para los ojos y es probable que necesites a alguien que te ayude con las gotas cuando llegues a casa por primera vez. Es importante seguir estrictamente las instrucciones de tu médico. Pida su cita hoy en www.beraja.com y comienza a disfrutar de la visión que siempre has querido.

3 views0 comments

Recent Posts

See All